La exportación no solo depende del equipo de ventas.

Existe una realidad más o menos intensa de falta de mentalidad de internacionalización. De falta de empatía entre departamentos y de falta de trabajo en equipo inter departamental. Esta realidad influye de manera directa en el logro de objetivos comerciales y de objetivos de rentabilidad en la empresa exportadora.

El departamento de ventas no puede ser el único responsable de las ventas, aunque suene disparatado. La responsabilidad recae en todos y en cada uno de los departamentos de la empresa. Desde la dirección hasta el peón recién incorporado a la empresa. La competencia internacional es muy grande, es muy fuerte y cada año que pasa más, puesto que son muchos más las empresas que se incorporan al sector. Unas porque están creciendo y necesitan salir a exportar, otras se acaban de constituir en el mercado local fabricando reduciendo así, las necesidades de importación.

Si en esta realidad cambiante, las empresas no tienen configurado unos protocolos de trabajo internos, una mentalidad de internacionalización integral entonces; verán peligrar su participación en el mercado internacional. El mercado se está volviendo más exigente, más difícil, más complicado. Crear un clima “internacionalizado” en la empresa, donde cada departamento sea consciente de la repercusión de su trabajo y, de las repercusiones que conllevan otras prácticas menos exigentes, será lo que permita asumir a la empresa los nuevos retos en condiciones idóneas para alcanzar el éxito.

Para entender la realidad del comercio exterior es mejor hacerlo desde una metáfora. El comercio exterior es una mesa:

Una mesa que identifica a la empresa por su tamaño, su utilidad, su calidad, su valor… Y esta mesa, como todas las mesas consta de un tablero y cuatro patas. La coordinación entre ellas es fundamental. Tanto patas como el tablero deben ser coherentes entre sí.

El tablero: identifica el marketing mix de la empresa junto a su misión, visión y valores.

Pata 1: Identifica o representa la gestión logística de la empresa

Pata 2: Identifica la gestión financiera y económica

Pata 3: Identifica la gestión aduanera así como sus documentos.

Pata 4: Identifica la gestión jurídica de la empresa. Sus contratos comerciales y mercantiles

Si en una empresa “mesa” algún elemento flojea, ésta no será coherente, ni competitiva, ni atractiva para los clientes.

Es necesario que desde la dirección se promueva la mentalidad de internacionalización en todos y en cada uno de los departamentos de la empresa “de sus patas” de tal manera que; el cliente internacional perciba la seriedad y profesionalidad de sus proveedores extranjeros que, además, son españoles.

Una buena práctica, para la adquisición de una mentalidad de internacionalización, es que no solo vayan a congresos o realicen cursos de comercio exterior, los responsables de las ventas. En octubre tendrá la posibilidad de acudir al IX Congreso internacional de Negocios y Comercio exterior que se va a celebrar en Cartagena.

¡Reserve ya su plaza! En ixcongreso@acocex.es o en la Web: www.congresoacocex.es 

Si te ha gustado, compártelo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
mood_bad
  • Todavía no hay comentarios.
  • chat
    Añade un comentario